Senda Cadiz

Vaya al Contenido

Menu Principal:

P. Naturales > Parque Natural Bahía de Cádiz
PARQUE NATURAL BAHÍA DE CÁDIZ
TRES AMIGOS - RÍO ARILLO
GRAN PARTE DE ESTE RECORRIDOS SE CORRESPONDE CON EL NÚMERO 163 DE LA PUBLICACIÓN
San Fernando
TipoLineal
Distancia3,2 Kms
Duración1 Hora 10 minutos
Dificultad
Baja
Como llegar:

Desde San Fernando tomar la carretera a la playa de Camposoto. Frente al cuartel hay un eucaliptal donde se inicia el sendero.

En el sendero de Tres Amigos-Río Arillo existen tres observatorios que nos permiten acercarnos a una de las zonas de mayor interés ornitológico del Parque Natural Bahía de Cádiz.

El primer observatorio lo encontramos en el ramal que se encuentra a la izquierda del aparcamiento, en dirección a la playa de Camposoto. Éste junto a otro que se encuentra al final del sendero, a unos 3 Km del inicio, están orientados hacia el estero de la antigua salina, tratándose por tanto de aguas que han quedado retenidas mediante el manejo de compuertas aprovechando los ciclos de mareas. En esta zona es frecuente la presencia de flamencos, avocetas, agujas y charrancitos, entre otras muchas especies aves. Existe un tercer observatorio, en las proximidades de este último, orientado hacia el caño de río Arillo, donde podemos ver en la bajamar multitud de pequeñas limícolas como correlimos y chorlitejos.

Nos encontramos en una zona de elevado interés ecológico, uno de los humedales costeros más importantes para la reproducción de aves acuáticas de Europa, zona prioritaria para la nidificación, reposo y alimentación de numerosas aves acuáticas y lugar fundamental de reproducción y alevinaje de numerosas especies de peces e invertebrados..

El paisaje asociado a las salinas, laberintos de caños, esteros y muros, es fruto del uso efectuado por el hombre desde la antigüedad sobre la marismas que le dan singularidad al paisaje y reflejan fielmente la cultura y la economía de la bahía. La industria salinera gaditana fue una de las actividades económicas más importantes y emblemáticas de la Bahía de Cádiz, llegando a existir más de 140 salinas hasta mediados del s. XX nos han dejado un legado de elevado interés etnográfico ya que alberga los últimos vestigios de la cultura salinera, casas y edificaciones ligadas a la explotación salinera, las propias salinas y los molinos de marea como el de río Arillo, uno de los 19 que albergó la bahía, con sus doce piedras, se constituye como el mejor exponente de su esta tecnología y se encuentra incluido en el Catalogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

No es recomendable practicar este sendero en verano y se aconseja llevar prismáticos o telescopio para poder observar las numerosas aves que nos encontraremos durante el recorrido.

Fuente: Junta de Andalucía
Regreso al contenido | Regreso al menu principal